Las semillas de cáñamo: un completo desconocido con grandes propiedades

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el consumidor de marihuana, o el que la cultiva, eso sí, siempre de la legalidad, es que hay ciertas partes de la planta que no son tan útiles como lo es el cogollo.

No obstante, esto no quiere decir que no se le puedan sacar rendimiento, como es el caso de las semillas de cáñamo, las cuales las obtenemos del cultivo del cannabis, es decir, nos las da la propia planta.

Hay que señalar que estas semillas se están volviendo muy populares debido a que tienen una serie de propiedades que las hacen únicas. Por ejemplo, podemos encontrar en ellas muchas vitaminas, así que son un buen complemento para hacer tu dieta más rica.

 

¿Son las semillas de cáñamo una droga?

 

Esta es una de las preguntas más frecuentes que se hace el consumidor. Debido a las bajas concentraciones de cannabinoides podemos asegurar que no nos encontramos ante una droga, es decir, que no te vas a colocar con ellas a no ser que consumas una cantidad ingente de ellas.

Es decir, tienen pero tan poco que no lo notarás, ni creemos que se pueda enmarcar en la definición que da la OMS de drogas.

 

¿Cuáles son las propiedades de las semillas de cáñamo?

 

Esta es otra pregunta muy frecuente, porque como te decíamos, son un auténtico desconocido. No hablamos de un alimento con tan buena prensa, como, por ejemplo, la soja, sino que como está ligada al mundo del cannabis hay muchos prejuicios siempre. Es por ello, por lo que al principio te hemos aclarado que no se trata de una droga.

Por ejemplo, cuenta con muchos aceites esenciales que harán que no sea difícil de digerir, tiene vitaminas, Omega 3 y Omega 6 y cuentan con una de las grandes ventajas del cannabis, sus cualidades anti inflamatorias.

Como ya sabrás, el principal uso de la marihuana medicinal es aliviar el dolor, dolor que también podrás combatir con el uso de esta semillas. No obstante, recuerda que si tienes una enfermedad lo mejor será siempre consultar con tu médico de cabecera o con un especialista.

 

¿Por qué son tan poco conocidas si son tan buenas?

 

El problema es el de siempre, el que se relaciona con todo producto que provenga del cáñamo: las ganancias derivadas de la venta de marihuana son tan abundantes (los márgenes) que no merece la pena al cultivador que se dedica a esta clase de “negocios” cultivar semillas. Las semillas impiden la formación correcta de los cogollos que es de donde el narcotraficante saca todo el dinero.

Por ello, al interferir en los beneficios se evitan a toda costa, lo cual no quiere decir que no sea un negocio rentable para una hipotética industria alimentaria, pero claro, esta debería luchar previamente contra los prejuicios relacionados con el cáñamo y eso implicaría una brutal campaña de marketing. Una gran inversión para un negocio que no deja tanto margen de beneficio.

Pablo Rubialez

Bloggero con más de 10 años de experiencia en el mundo del cannabis. Me apasionan las semillas y espero poder ayudaros a que os gusten tanto como a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *