Las semillas Bubble, una variedad que nunca pasa de moda

El peligro más recurrente, sobre todo cuando se producen innovaciones, es dejar atrás a los clásicos. Esto siempre sucede, no importa que estemos hablando de deporte, de música o de marihuana. Por ello, no conviene olvidar esta variedad que tanto nos ha dado y tan reconocida ha sido por toda clase de consumidores.

¿Cuál es el origen de esta variedad?

 

Como ocurre con normalidad, esta variedad tiene su origen en Estados Unidos. El caso estadounidense es peculiar, ya que pese a la prohibición de la marihuana generalizada que había antaño, es uno de los países en los que más investigación ha existido y por ende, más variedades nuevas se han creado. Quizás esto se deba a la cultura de los 70, que hizo de la hierba una droga psicoactiva muy suya para cierto sector entre los americanos.

Esta variedad surgió en los años 80 para posteriormente desembarcar en Europa. Lo característico de las semillas Bubble o Bubblegum es que tienen un gran sabor, no obstante, es un sabor peculiar. De tal forma, que o la amas o la odias, aquí no hay medias tintas.

 

Acabo de empezar cultivar ¿Es esta variedad para mi?

 

Una de las ventajas de los clásicos es que son variedades muy accesibles, sino no serían clásicos. No obstante, esto no quiere decir que todos los clásicos sean igual de fáciles de cultivar, ya que algunos exigen determinadas técnicas (como la hidroponía) que no son accesibles para los principiantes.

No obstante, hay que señalar que las Bubble si lo son, aunque claro, a lo mejor su sabor a chicle no te agrada en exceso.

Lo que sí tienes que saber es que el cultivo puede ser tanto de interior como de exterior. El cultivo de interior se caracteriza porque la planta obtiene una fortaleza a destacar durante la fase de crecimiento vegetativo, lo cual no es algo malo, lo que queremos es que no te sorprenda y lo confundas con otra cosa que no es (no se trata de un exceso de algún componente nitrogenado).

Además, una ventaja es que no exige el empleo de mucho fertilizante, sino que es una planta poco exigente que solo requiere que el agua se le proporcione de manera regular sin sobredosis.

Respecto al exterior hay que tener en cuenta que nos hallamos ante una planta muy productiva, es decir, que nos dará mucha marihuana cada temporada, por lo que no conviene pasarse no vaya a ser que sobrepasemos los límites legales que nos permite el Estado en el que vivamos. Recuerda que el auto consumo exige de cantidades razonables y no de lo que quieras tener en tu casa. Además, si es para auto consumo no conviene tener 20.000 gramos ya que termina por no consumirse por no encontrarse en buen estado.

Señalar que esta variedad si se cultiva de la forma adecuada puede llegar a alcanzar los dos metros y medio, por lo que verdaderamente nos encontramos ante una planta que puede darnos muy buenos resultados.

Pablo Rubialez

Bloggero con más de 10 años de experiencia en el mundo del cannabis. Me apasionan las semillas y espero poder ayudaros a que os gusten tanto como a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *