Los beneficios de la marihuana en el organismo, según los últimos estudios científicos

El mundo de la marihuana siempre se ha visto imbuido en un montón de prejuicios y de falsas afirmaciones. Desde que la marihuana atontaba y provocaba una pérdida de coeficiente intelectual, hasta la frase lapidaria de que todos los consumidores eran unos yonkis.

No obstante, con el paso de los años cada vez son más las personas que están convencidas de que la marihuana tiene grandes efectos medicinales y así lo avala la comunidad científica.

Por ejemplo, el tratamiento de ciertas enfermedades mentales con marihuana está siendo un auténtico éxito. No obsta decir que al consumo de hierba siempre se le habían achacado la aparición de ciertas enfermedades mentales.

La marihuana también tiene efectos beneficiosos para el corazón, como los estudios científicos han demostrado. Esto se debe a que el THC actúa como preventivo de los ataques al corazón y en caso de sufrirlo reduce los daños derivados de ellos.

No obstante, hay que señalar que por mucho que guste la marihuana y tenga efectos beneficiosos para el organismo, no hay que olvidar que se trata de una droga. Esto implica que hay que saber actuar con moderación y controlar el consumo.

 

El control del consumo: la clave para la legalización

 

Si un producto tan rentable para el Estado como la marihuana no ha sido legalizado, es por el miedo a la falta de control por parte de la población. Si bien es un mito o un hecho no muy demostrado que la marihuana atonta, si es cierto que variedades como la índica provocan un cierto adormecimiento en las personas que lo consumen. Además, el estar colocado no es precisamente lo mejor para trabajar, a no ser que seas un creativo, no obstante, trabajos de creativo suele haber pocos.

Por ello, la falta de control de ciertos consumidores es uno de los frenos de la legalización del cannabis. No resulta del todo algo carente de sentido, ya que uno de los principales argumentos de los defensores de la legalización es que resulta necesario poder experimentar con la droga para poder controlarla. Es decir, si solo voy a poder consumir una vez al mes por miedo a la represión, lo más normal es que cuando pueda me fume todo lo que vea, por lo que se producirá una sobredosis de THC.

Sin embargo, el consumidor que sepa sus límites, controle, solo fume por gusto y no por el peligro/riesgo será siempre un consumidor responsable. Este es el tipo de consumidores que gustan al Estado y que favorecerían el proceso de legalización.

Por ir terminando, señalar también que la marihuana es un poderoso antioxidante, por lo que, sinceramente, no merece la pena perderse todas sus ventajas solo porque 4 irresponsables vayan a abusar de ella.

La legalización es algo lógico y propio de una sociedad adulta que sabe controlarse y que le ha perdido el miedo a las drogas, que no el respeto. El respeto es lo único que permite controlar una adicción.

Pablo Rubialez

Bloggero con más de 10 años de experiencia en el mundo del cannabis. Me apasionan las semillas y espero poder ayudaros a que os gusten tanto como a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *