El exceso de riego en la germinación de semillas

Hay que tener en cuenta que la marihuana es una planta realmente sensible, única y especial, no obstante, no quiere decir que no sea un vegetal, es decir, que necesite agua. El agua es la fuente de la vida y sin ella no puede existir, lo que no quiere decir es que podamos echar el agua que queramos, ya que el riego es un tema muy delicado.

Tienes que tener que para realizar la fotosíntesis el agua es un elemento indispensable, no obstante, ¿Qué ocurre con la germinación de las semillas y el agua?

El agua y la germinación en la marihuana

 

Las semillas requieren de un clima muy específico para poder germinar, ya que de lo contrario no lo harán o lo harán de forma deficiente. Los tres factores determinantes de la germinación son el agua, la temperatura o el calor y el oxígeno.

No obstante, hoy únicamente trataremos la influencia de la humedad.

Hay que señalar que el principal peligro de la sobredosis de agua es que las semillas suelen pudrirse. Esto se debe a que si la temperatura acompaña tendremos el caldo de cultivo perfecto para que comiencen a aparecer los hongos. Por ello, cuando coloquemos las semillas entre las servilletas o los algodones, hay que ser muy cuidadoso a la hora de dosificar este elemento tan necesario.

Sin embargo, no solo hay que tener cuidado en la germinación, sino que debemos cuidarnos del sobre riego en todas las etapas, no solo en la germinación.

 

Los problemas en otras etapas distintas a la germinación

 

Por ejemplo, cuando la semilla acaba de germinar no podemos pasarnos con el agua ya que de lo contrario ahogaremos a la planta. Además, se corre el peligro de que el exceso de agua, es decir, tener siempre disponible la humedad suficiente provoque que las raíces no crezcan.

Otro peligro es que el agua ocupa un espacio físico que debería ser ocupado por el oxígeno, lo cual va a tener como consecuencia que a la planta le falte aire y no pueda respirar bien con las raíces, lo cual tiene como consecuencia que el crecimiento se vea muy afectado.

Los retrasos en el crecimiento vegetativo no se recuperan con facilidad, si es que realmente se pueden recuperar. Por ejemplo, en una planta automática o auto floreciente no tendrás el tiempo disponible para ello. Por no hablar del problema de ineficiencia en el empleo de recursos. Es decir, que podrías estar aprovechando los recursos mejor en una planta más saludable.

En una planta adulta los excesos se suelen pagar menos, ya que la planta es más resistente y está más preparada, aunque las consecuencias son prácticamente las mismas. Recuerda que si no le pones remedio al sobre riego la planta terminará muriendo ya que se secará de arriba abajo, lo cual llama mucho la atención.

Por ello, el mejor sistema para no pasarse con el riego es utilizar un sistema de goteo o de riego programado con el fin de que no nos pasemos y, con la ventaja, además, de no tener que estar pendiente todo el día.

Pablo Rubialez

Bloggero con más de 10 años de experiencia en el mundo del cannabis. Me apasionan las semillas y espero poder ayudaros a que os gusten tanto como a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *