Diez sencillos pasos para conservar las semillas de marihuana

La conservación óptima de las semillas de marihuana es esencial si queremos sacar el mayor rendimiento de estas maravillosas plantas, una vez cosechadas. además es muy importante  que donde compréis las semillas de marihuana sea fiable como en Bobgrow, ya que es muy importante un sitio de confianza y que las cuide como se merecen aquí tenéis otra referencia sobre esta empresa

Aunque todavía hay muchas restricciones en la mayoría de países para el cultivo de cannabis, si tenéis la suerte de vivir en algún país donde es legal su plantación, podéis haceros con una cuantiosa y valiosa colección de semillas de diferentes genéticas y con unos sencillos pasos conservarlas en perfecto estado.

También para aquellos cultivadores que son más atrevidos e inquietos y andan en la búsqueda de la planta perfecta combinando varias genéticas, la conservación de las semillas es vital para asegurar un buen proceso y seguir cruzando distintas variantes hasta encontrar la que más nos guste.

 

En este pequeña guía compuesta por diez pasos, os daremos algunos trucos muy sencillos para que vuestras semillas siempre estén en las mejores condiciones posibles.

 

  1. Las semillas de cannabis no deben tener contacto con el agua o recibir una humedad pronunciada, siempre han de estar en un entorno seco.
  2. La temperatura de las semillas no debe ser alta debido a que se pueden “cocinar” y el calor prolongado ayuda a la germinación.
  3. Especial cuidado con provocar aplastamiento de las semillas, no se deben presionar en exceso con las yemas de los dedos para evitar fisuras en la cascara que es su defensa natural.
  4. Aunque parece obvio, etiquetar las semillas nos ayudará mucho a identificarlas con facilidad y evitar mezclarlas con otras variedades.
  5. Evita la luz y procede a depositarlas en un lugar oscuro, esto ayuda a mantener las semillas en estado latente, con la luz podemos llegar a dañar su salud.
  6. Vuestro entorno de trabajo y todo el equipo que utilicéis debe estar siempre limpio y sin humedad para evitar hongos y moho en las semillas.
  7. Al igual que decimos que la temperatura alta es dañina, también lo es para nuestras semillas la congelación de las mismas. La temperatura idónea para su conservación es de 5 – 6 grados centígrados.
  8. Siempre que compres semillas, hazlo en un banco de confianza y con años en el sector. De esta forma, evitaras sorpresas innecesarias o plantas de mala calidad y pobre cosecha.
  9. Guardar las semillas en la puerta de la nevera tiene sus ventajas, además de mantenerlas en su temperatura ideal, evitaremos la visita de roedores y plagas.
  10. Ni se os ocurra guardar las semillas con gel sílice o cualquier otro compuesto.

 

Si conseguimos seguir estos sencillos consejos, mantendremos con garantías la fiabilidad de germinación de nuestras semillas, donde en condiciones normales puede llegar a un 95% durante más de cinco años. Esperamos que sean útiles nuestros consejos y quedamos a vuestra disposición para preguntas y dudas.

Pablo Rubialez

Bloggero con más de 10 años de experiencia en el mundo del cannabis. Me apasionan las semillas y espero poder ayudaros a que os gusten tanto como a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *