Chocolate Skunk de 00 seeds

Las semillas de chocolate Skunk feminizadas son una de nuestras favoritas, y sin duda, es una de las imprescindibles en la lista de la compra de todo buen cultivador. No obstante, queremos contarte sus características principales para que veas porque nos gusta tanto a nosotros.

 

Características de la Chocolate Skunk

 

En primer lugar, es una semilla feminizada, lo cual si eres un cultivador novel a lo mejor no te dice mucho. No te preocupes, nosotros te explicamos lo que es eso. Una semilla feminizada es aquella que ha sido modificada genéticamente con el fin de producir solo plantas hembras.

Esto es algo que las hace mejores que las regulares, pues te vas a ahorrar el tener que sexar a la planta. ¡Ojo! Esto no las hace mejores, pero si es cierto que supone un ahorro de tiempo importante. Además, en la actualidad, las semillas más populares son la feminizadas.

Otra característica de esta planta es que tiene un alto rendimiento, de tal suerte que da unos 350 gramos por metro cuadrado. No obstante, hay que tener en cuenta que la floración se produce entre los 50 y los 55 días, por lo que no es tan rápida como una planta automática.

 

Genética, cualidades y sabor

 

Es un cruce de Thai y Skun lo cual hace que tenga un tamaño medio y la estructura sea muy sólida. El tamaño medio favorece a aquellos que quieran tener un cultivo de alto rendimiento sin perder la discreción, pues es de sobra conocida que las plantas que son muy grandes suelen acabar en manos ajenas, es decir, que te las roban con bastante facilidad.

El sabor es lo que le da nombre, ya que comparte ciertos tonos y aromas característicos con el chocolate. Eso sí, como siempre, es mejor probarla antes de liarse a comprarse 20.000 semillas, porque si no te gustan así te ahorras futuras decepciones.

Señalar que, cuenta además, con ramificaciones muy abundantes lo cual solidifica la estructura y la hace más estable. Esto tiene una ventaja evidente y es que puede soportar cogollos más grandes y pesados.

La altura, como señalábamos es media, de tal suerte que raro es que pase de los dos metros y medio, aunque claro todo dependerá de la pericia del cultivador. Recuerda que la cosecha de esta variedad se realiza en Octubre, lo cual es óptimo para evitar el frío del otoño.

Puedes cultivarla en interior, no obstante, a lo mejor se te queda un poco grande si tu armario no tiene las dimensiones apropiadas.

Pablo Rubialez

Bloggero con más de 10 años de experiencia en el mundo del cannabis. Me apasionan las semillas y espero poder ayudaros a que os gusten tanto como a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *